Presentación Escuela AMB

LA ESCUELA DE LA AMB

COTAS Y OBJETIVOS

Podemos afirmar que la Escuela de Música de la Agrupación Musical de Beniaján es, sin duda, una de las más prolíficas, prestigiosas e innovadoras de la Región de Murcia. A lo largo de estos últimos cuarenta años, incontables alumnos han pasado por sus aulas; alrededor de mil músicos han formado parte de su Banda Titular; cientos de profesionales han impartido clases… Pero sin duda, uno de los datos más impresionantes es que alrededor de doscientos de aquellos alumnos se han dedicado profesionalmente a la enseñanza o a la inerpretación musical encontrándolos no sólo en la Región, sino repartidos por todo nuestro territorio nacional y parte de Europa.

Todas estas cotas alcanzadas han sido mérito indiscutible de socios y directivos que, desde el inicio, de una forma seria y otorgando a la educación y cultura musical el respeto merecido, supieron rodearse de excelentes profesionales de la docencia musical para el buen desarrollo de esta actividad, manteniendo siempre los más altos estándares de calidad.

A día de hoy, la actual junta directiva de la AMB, respeta esa herencia y tradición, manteniendo el nivel de exigencia en el modelo educativo y en la cualificación del profesorado. La máxima prioridad de esta Institución es dotar a los niños y jóvenes de nuestro municipio de la oportunidad de realizar sus estudios de música de alto nivel sobre el modelo ambicioso y de calidad, pero económicamente asequible al ciudadano medio. Esta ha sido históricamente la razón de ser de esta entidad: posibilitar la enseñanza y práctica musical a toda persona con inquietudes musicales, realizando de este modo una contribución educativa, social y cultural sin precedentes en la historia de nuestra Región.

Actualmente la escuela cuenta con alumnos procedentes de todo el municipio de Murcia, de todos los niveles socioeconómicos, realizándose desde la AMB el mayor esfuerzo para adaptar la enseñanza a la realidad de cada alumno. La oferta educativa es amplia y cualquier persona de entre 3 y 90 años puede realizar estudios musicales en nuestra escuela.

La fórmula para hacer accesible la enseñanza musical a la generalidad de las familias encuentra su base en la solidaridad y el altruismo: instrumentos y profesorado son sufragados por la Agrupación, en gran parte, mediante los conciertos que la Banda Titular y demás grupos de música realizan a lo largo del año. Los niños alcanzan una educación musical de calidad a bajo coste y una vez formados actúan siempre en beneficio de la entidad para que otros puedan seguir estudiando. Altruismo, compromiso, esfuerzo y solidaridad son valores inherentes a este modelo educativo. Ningún músico de la Agrupación consigue un beneficio económico por su participación en conciertos, certámenes, festivales, procesiones o cualquier otra manifestación cultural que se pueda realizar.

MODELO EDUCATIVO

La Escuela de Música de la AMB cuenta hoy con más de 200 alumnos y un profesorado integrado en su totalidad por músicos titulados, con verdadera vocación para la enseñanza y con un profundo amor por la música.

El objetivo principal de la Escuela de Música de la AMB es fomentar la educación musical de calidad a través de todas aquellas formaciones que nos marcan como seña de identidad y que quedan estandarizadas históricamente, así como la constante participación en la vida cultural murciana. Así mismo, forma parte fundamental de nuestra labor social la enseñanza de determinados valores intrínsecos a la propia música y necesarios para el correcto desarrollo de cualquier músico. Compañerismo, responsabilidad, capacidad de sacrificio, solidaridad, sensibilidad o disciplina son algunos de los valores que todo músico aprende a lo largo de su educación musical y que transmiten al resto de facetas de su vida.

PLAN DE ESTUDIOS

Nuestro Plan de Estudios abarca un amplio número de asignaturas y actividades que los alumnos realizan semanalmente. Dividimos nuestro plan de estudios en tres ciclos.

  • Primer ciclo (3-6 años)
    • Taller de música y movimiento. (3-4 años): Se trata de una sesión semanal donde los niños de esta edad mantienen su primer contacto con la música a través de canciones, juegos y bailes.
    • Iniciación 1. (4-5 años): Dos sesiones por semana. En este curso se comienza a aprender conceptos teóricos simples y a trabajar de manera específica el desarrollo del oído y el ritmo.
    • Iniciación 2. (5-6 años): Dos sesiones por semana. Los alumnos de este curso deben terminar conociendo las notas, figuras y demás elementos necesarios para comenzar el segundo ciclo.

En esta etapa importantísima del aprendizaje se pretende que los alumnos desarrollen las capacidades auditivas y motoras que deberán emplear a la hora de cantar o tocar un instrumento.

  • Segundo ciclo (6-9 años)
    • Preparatorio (6-7 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical. En este curso los alumnos comienzan a avanzar en el estudio del lenguaje Musical y se inician en las clases de instrumento. En este primer curso con el instrumento se pretende que aprendan los conceptos básicos técnicos, el cuidado y mantenimiento de los mismos y desarrollar en al alumno un hábito de estudio. A todos los alumnos se les entrega en depósito un instrumento musical propiedad de la Agrupación con el que desarrolla sus estudios musicales, evitando a la familia la compra del mismo.
    • Primero (7-8 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical. En este curso los alumnos reciben una clase individual de 45 minutos con el especialista de instrumento.
    • Segundo (8-9 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical.  En este curso, al margen de la clase individual instrumental, los alumnos se integran en las diferentes clases colectivas instrumentales.

 

Lenguaje Musical Instrumento Clase colectiva
Preparatorio  

 

2 sesiones de 60´

 

1 sesión individual de 30´  

X

 

 

1 sesión individual de 45´

1 sesión colectiva de 60´

 

  • Tercer ciclo (9-12 años)
    • Tercero (9-10 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical. Los alumnos de este curso se inician en una de las asignaturas más importantes, la Banda Escuela.
    • Cuarto (10-11 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical.
    • Quinto (11-12 años): Dos sesiones semanales grupales de Lenguaje Musical. En este último curso se prepara a los alumnos para que accedan tanto al Conservatorio Profesional como a la Banda Titular.

Teoría Musical se trata de una sesión semanal para alumnos de 4º con el fin de disociar los contenidos teóricos de los contenidos de entonación y dictado.

Lenguaje Musical Instrumento Música de cámara Banda Escuela Teoría Musical
 

2 sesiones de 60´

 

 

1 sesión de 45´

 

 

1 sesión de 60´

 

1 sesión de 2 horas

X
1 sesión de 60´
X

 

  • Lenguaje Musical para adultos: Una sesión semanal de hora y media. Generalmente va dirigido a alumnos del coro de adultos o personas que desean en un futuro pertenecer a la Banda Titular.

 

  • ESPECIALIDADES

La especialidad se imparte en sesiones individuales una vez a la semana con una duración de 45 minutos cada sesión. Las especialidades que se ofertan son: Clarinete, Flauta, Fagot, Oboe, Saxofón, Trompa, Trompeta, Trombón, Bombardino, Tuba, Percusión, Violín, Violonchelo, Contrabajo, Piano y Guitarra.

  • ASIGNATURAS OPTATIVAS
  • Piano complementario: Alumnos a partir de 4º curso de su especialidad. Una sesión semanal individual de 30 minutos.
  • Coros
    • Coro Infantil: Alumnos entre 7 y 16 años. Una sesión grupal de una hora a la semana.
    • Coro de Adultos: Alumnos a partir de 17 años. Una sesión grupal de una hora y media a la semana.
  • Música de cámara: Consiste en una sesión de una hora semanal y de carácter colectivo

Consideramos importantísima la asignatura de música de cámara, ya que en el estudio de la música es tan importante el estudio individualizado del instrumento como el aprendizaje en grupo, aprender a escuchar y sentir el ritmo de una manera colectiva. Al margen de los muchos valores de compañerismo, solidaridad, disciplina, etc… que se transmiten en esta asignatura. Si tuviéramos suficientes aulas podríamos hacer grupos más pequeños para una mejor comprensión de los conceptos y mayor flexibilidad.

  • MÚSICA MODERNA

La asignatura de Música moderna consta de una sesión individual a la semana de 30 minutos de batería, guitarra eléctrica, canto, bajo eléctrico o teclado. Además, todos los alumnos de esta asignatura tienen una sesión grupal de una hora a la semana.

Debido a la falta de espacio y de condiciones acústicas del actual auditorio de Beniaján estas clases se están impartiendo en el IES Beniaján gracias a la predisposición del Consejo Escolar del centro que nos permite realizar esta actividad en sus instalaciones.

Víctor Cano Sánchez

Nace en Blanca (Murcia) e inicia sus estudios musicales dentro de la antigua Banda Municipal con Jesús Manuel Pérez y Rodolfo Molina Yelo. Después pasa a la Facultad de Educación donde realiza los estudios de “Maestro” en la especialidad de Educación Musical. Prosigue sus estudios musicales en la Escuela Municipal de Música de Abarán con Andrés Villalobos y José Joaquín Aroca y, animado por éste entra al Conservatorio Profesional de Música de Murcia donde realiza estudios de Saxofón con Luis Mazza y Fco. José González Campillo obteniendo el Título Profesional en dicha especialidad con brillantes calificaciones. Más tarde estudia la especialidad de Pedagogía del Lenguaje y la Educación Musical en el Conservatorio Superior de Música de Murcia.

Ha asistido a cursos de perfeccionamiento con diversos profesores de saxofón como Sixto M. Herrero, Javier de la Vega, Manuel Miján y Marie Bernardette Charrier. En cuanto a Pedagogía Musical ha realizado cursos con los profesores Jos Wuytack, (discípulo de Carl Orff), Conchita y Montserrat Sanuy, José Posada, Ana Lucía Frega y Emilio Molina, entre otros.

También ha realizado cursos y seminarios de dirección con los profesores Franco Cesarini, Henrie Adams y José Rafael Pascual Vilaplana (Dirección de Banda) y Manuel Hernández Silva, José Miguel Rodilla y Juan Miguel Romero Llopis (Dirección de Orquesta).

Actualmente amplía estudios haciendo la especialidad de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Música de Murcia.

Desde el año 1.997 es Funcionario del Cuerpo de Maestros en la especialidad de Música y ha trabajado en diversos colegios e institutos de la Región de Murcia impartiendo la asignatura de Música. Actualmente se encuentra en situación de excedencia voluntaria.

Como saxofonista ha actuado con la Agrupación Musical de Blanca, Asociación Musical Ciezana, Ensemble de Saxofones “Euterpe” de Santomera, Banda de la Federación de la Región de Murcia (con la que ha grabado el disco “Música Española”), Agrupación Lírica Amigos del Arte y cuarteto “Blanca Sax Quartet”. También ha colaborado con otras bandas de música tales como Abarán, Cieza, Torre Pacheco, etc.

Es profesor de Saxofón de la Escuela de Música de Blanca desde el curso 03/04, y, desde Julio de 2.005, es Director tanto de esta Escuela como de su Agrupación Musical, con la que ha grabado un CD que contiene música de compositores blanqueños y el Himno a Blanca.

Desde octubre de 2011 es Director de la Banda Escuela de la Agrupación Musical de Beniaján

Víctor Cano

Área de Instrumento

La música es un arte que necesita esencialmente la presencia de un mediador entre el creador y el público al que va destinado el producto artístico: este mediador es el intérprete.

Corresponde al intérprete, en sus múltiples facetas de instrumentista, cantante, director o directora, etc., ese trabajo de mediación, comenzando la problemática de su labor por el correcto entendimiento del texto, un sistema de signos, recogidos en la partitura que, pese a su continuo enriquecimiento a lo largo de los siglos, padece –y padecerá siempre– de irremediables limitaciones para representar el fenómeno musical como algo esencialmente necesitado de recreación, como algo susceptible de ser abordado desde perspectivas subjetivamente diferentes.

El hecho interpretativo es, por definición, diverso. Y no sólo por la radical incapacidad de la grafía para apresar por entero una realidad –el fenómeno sonoro-temporal en que consiste la música-que se sitúa en un plano totalmente distinto al de la escritura, sino, sobre todo, por esa especial manera de ser de la música, lenguaje expresivo por excelencia, lenguaje de los «afectos», como decían los viejos maestros del XVII y el XVIII, lenguaje de las emociones, que pueden ser expresadas con tantos acentos diferentes como artistas capacitados se acerquen a ella para descifrar y transmitir su mensaje.

Esto, por lo pronto, supone el aprendizaje –que puede ser previo o simultáneo con la práctica instrumental – del sistema de signos propio de la música, que se emplea para fijar, siquiera sea de manera a veces aproximativa, los datos esenciales en el papel. La tarea del futuro intérprete consiste, por lo tanto, en: aprender a leer correctamente la partitura; penetrar después, a través de la lectura, en el sentido de lo escrito para poder apreciar su valor estético, y desarrollar al propio tiempo la destreza necesaria en el manejo de un instrumento para que la ejecución de ese texto musical adquiera su plena dimensión de mensaje expresivamente significativo para poder trasmitir de manera persuasiva, convincente, la emoción de orden estético que en el espíritu del intérprete despierta la obra musical cifrada en la partitura.

Para alcanzar estos objetivos, el instrumentista debe llegar a desarrollar las capacidades específicas que le permitan alcanzar el máximo dominio de las posibilidades de todo orden que le brinda el instrumento de su elección, posibilidades que se hallan reflejadas en la literatura que nos han legado los compositores a lo largo de los siglos, toda una suma de repertorios que, por lo demás, no cesa de incrementarse. Al desarrollo de esa habilidad, a la plena posesión de esa destreza en el manejo del instrumento, es a lo que llamamos técnica.

El pleno dominio de los problemas de ejecución que plantea el repertorio del instrumento es, desde luego, una tarea prioritaria para el intérprete, tarea que, además, absorbe un tiempo considerable dentro del total de horas dedicadas a su formación musical global. De todas maneras, ha de tenerse muy en cuenta que el trabajo técnico, representado por esas horas dedicadas a la práctica intensiva del instrumento, deben estar siempre indisociablemente unidas en la mente del intérprete a la realidad musical a la que se trata de dar cauce, soslayando constantemente el peligro de que queden reducidas a una mera ejercitación gimnástica.

En este sentido, es necesario, por no decir imprescindible, que el instrumentista aprenda a valorar la importancia que la memoria –el desarrollo de esa esencial facultad intelectual – tiene en su formación como mero ejecutante y, más aún, como intérprete, incluso si en su práctica profesional normal –instrumentista de orquesta, grupo de cámara, etc.– no tiene necesidad absoluta de tocar sin ayuda de la parte escrita. No es éste el lugar de abordar en toda su extensión la importancia de la función de la memoria en el desarrollo de las capacidades del intérprete, pero sí de señalar que al margen de esa básica memoria subconsciente constituida por la inmensa y complejísima red de acciones reflejas, de automatismos, sin los cuales la ejecución instrumental sería simplemente impensable, sólo está sabido aquello que se puede recordar en todo momento; la memorización es un excelente auxiliar en el estudio, por cuanto, entre otras ventajas, puede suponer un considerable ahorro de tiempo y permite desentenderse en un cierto momento de la partitura para centrar toda la atención en la correcta solución de los problemas técnicos y en una realización musical y expresivamente válida; la memoria juega un papel de primordial importancia en la comprensión unitaria, global de una obra, ya que al desarrollarse ésta en el tiempo sólo la memoria permite reconstituir la coherencia y la unidad de su devenir.

La formación y el desarrollo de la sensibilidad musical constituyen un proceso continuo, alimentado básicamente por el conocimiento cada vez más amplio y profundo de la literatura musical en general y la de su instrumento en particular. A ese desarrollo de la sensibilidad contribuyen también naturalmente los estudios de otras disciplinas teórico-prácticas, así como los conocimientos de orden histórico que permitirán al instrumentista situarse en la perspectiva adecuada para que sus interpretaciones sean estilísticamente correctas.

El trabajo sobre esas otras disciplinas, que para el instrumentista pueden considerarse complementarias, pero no por ello menos imprescindibles, conduce a una comprensión plena de la música como lenguaje, como medio de comunicación que, en tanto que tal, se articula y se constituye a través de una sintaxis, de unos principios estructurales que, si bien pueden ser aprehendidos por el intérprete a través de la vía intuitiva en las etapas iniciales de su formación, no cobran todo su valor más que cuando son plena y conscientemente asimilados e incorporados al bagaje cultural y profesional del intérprete.

Todo ello nos lleva a considerar la formación del instrumentista como un frente interdisciplinar de considerable amplitud y que supone un largo proceso formativo en el que juegan un importantísimo papel, por una parte, el cultivo temprano de las facultades puramente físicas y psicomotrices y, por otra, la progresiva maduración personal, emocional y cultural del futuro intérprete.

ESPECIALIDADES

Departamento de Viento-Madera

  • Clarinete
  • Fagot
  • Flauta Travesera
  • Oboe
  • Saxofón

Departamento de Viento-Metal

  • Trombón
  • Trompa
  • Trompeta
  • Tuba
  • Bombardino

Departamento de Cuerda

  • Violonchelo
  • Contrabajo
  • Piano
  • Guitarra

Departamento de Percusión

  • Percusión

PIANO COMPLEMENTARIO

Este tipo de servicio estará sujeto a algunas limitaciones:

  • Sólo pueden ser alumnos de piano complementario los alumnos que estén en el curso de estudios medios “Música Práctica” o estén incorporados a la Banda Titular.
  • Las clases son de 30 minutos a la semana. También, de acuerdo con el profesor se podrán hacer de 60 minutos cada 15 días.
  • Como es un servicio complementario, computa de forma distinta a nivel económico. Se recomienda consultar en la Secretaría del Centro.

Los alumnos que cumplan con los requisitos y así lo deseen, pueden hacer su petición a la secretaría de la Escuela. Para poder realizar este servicio se tendrá en cuenta el orden de peticiones y la disponibilidad de horario de los profesores.

Área de Lenguaje Musical

El ámbito principal de esta asignatura es el estudio teórico-práctico de los elementos musicales necesarios para la lectura y la interpretación musical.

El alumno asimilará de forma práctica el ritmo, lectura y entonación del lenguaje musical así como su práctica.

La finalidad esencial del Lenguaje Musical es el desarrollo de las capacidades vocales, rítmicas, psicomotrices, auditivas y expresivas, de modo que el código musical pueda convertirse en instrumento útil y eficaz de comunicación y representación; funciones básicas que aparecen en la práctica musical, al igual que en toda actividad lingüística.

Es importante destacar esta finalidad comunicativa para adoptar un enfoque basado en la expresión y en el conocimiento de un sistema de signos que sólo adquieren sentido cuando están interrelacionados, cuando configuran un discurso. Por ello, el proceso de adquisición de los conocimientos del lenguaje musical deberá apoyarse en procedimientos que desarrollen las destrezas necesarias para la producción y recepción de mensajes.

La acción pedagógica se dirigirá a conseguir un dominio de la lectura y escritura que proporcione al alumno autonomía para seguir profundizando posteriormente en el aprendizaje del lenguaje, sin olvidar que la comprensión auditiva es una capacidad que hay que desarrollar sistemáticamente, por ser el oído la base de la recepción musical. Asimismo, es esencial que los alumnos vean que lo aprendido es útil en su práctica instrumental.

CURSOS

Grado Elemental. Consta de PREPARATORIO y 4 CURSOS DE SOLFEO:

PREPARATORIO AL LENGUAJE MUSICAL.

De un año de duración. Alumnos de 7 años (2º de Educación Primaria).

Surge tras la experiencia en años anteriores de que el alumno de 7 años necesita una metodología distinta para los inicios en este nuevo Lenguaje.

Se trata de dos sesiones semanales de 45 minutos cada una. Los contenidos de esta materia, serán los propios de Lenguaje Musical combinados con otras actividades musicales.

Los grupos serán homogéneos. El criterio para organizar los grupos será el de la edad.

DE 1º a 5º DE LENGUAJE MUSICAL.

A pesar de tratarse de cinco niveles distintos, podemos observar dos ciclos diferenciados:

  • PRIMER CICLO: se compone de 1º y 2º de Lenguaje Musical. Dos sesiones 45 minutos en 1º y de 1 hora en 2º. Asimilación de los pilares principales del lenguaje musical.
  • SEGUNDO CICLO: se compone de 3º, 4º Y 5º (PGM) de Lenguaje Musical. Dos sesiones de 1 hora cada una, en las que el alumno se perfecciona en la lectura, el entrenamiento auditivo y en las bases teóricas del lenguaje musical.

El curso 5º o PGM (Preparación al Grado Medio), es el curso clave para que el alumno decida si quiere seguir sus estudios por la Vía Profesional o Amateur.

Área de Música y Movimiento

La asignatura de Música y Movimiento ha entrado a formar parte de los programas de las Escuelas de Música; esta materia va dirigida a los niños entre los tres y siete años. No debemos entender esta clase como un mero preparatorio al lenguaje musical, su visión es mucho más amplia, ya que se pretenden desarrollar todas las capacidades expresivas, musicales y motrices que posteriormente permitirán al niño elegir un instrumento o beneficiaran en el desarrollo integral de su personalidad.

El niño debe impregnarse de la materia prima de la música: el sonido; descubrirlo, explorarlo, manipularlo y conocerlo. Sentir la música en su cuerpo, expresarse a través de ella y hacer que sea una parte integrante de sí mismo.

Para ello, en estas clases, se recurre a todo el material y vías de expresión que tengamos a nuestro alcance, desde los sonidos que nos rodean, la danza infantil, el gesto, el cuerpo como instrumento, los instrumentos de pequeña percusión y los que ellos mismos construyan, la voz con todas sus posibilidades, las imágenes, etc.

El método será lo más lúdico posible porque el juego en estas edades, es una parte integral de sí mismos que trasciende a todos los niveles de su vida.

El juego hará que los niños crezcan, aprendan a utilizar los músculos, desarrollar el sentido del dominio en su cuerpo, lo que será imprescindible, posteriormente, para la práctica instrumental, descubren el mundo y se descubren a sí mismos, y lo que es más importante a través del juego los niños perfilan su personalidad.

PRIMER CICLO – TALLER DE MÚSICA Y MOVIMIENTO.

Para alumnos de Educación Infantil. De 3 y 4 años.

Consta de una clase semanal, en grupo, de una hora de duración. La finalidad principal de esta actividad, es la de atraer a los futuros alumnos de la escuela de Música.

SEGUNDO CICLO – 1º y 2º de INICIACIÓN A LA MÚSICA.

Dos años de duración. Alumnos de 5 a 7 años de edad.

Consta de una clase semanal de una hora de duración en grupos de hasta 15 alumnos, en la Escuela de Música. Los alumnos empezarán a tomar contacto con asignaturas como Teoría Musical, Educación Auditiva, Historia de la Música e instrumentos Orff.

Escuela de Música de Beniaján

Nuestra escuela de música nace con las siguientes finalidades:

  1. Dar satisfacción a una amplia demanda social de cultura musical, a través del cual el amante de la música busca una mayor realización personal, una amplitud de acervo cultural y expresivo, conducente a un estado de mayor armonía consigo mismo y su entorno.
  2. Ofertar enseñanza musical, con un componente eminentemente práctico y con los aspectos teóricos imprescindibles para una comprensión del hecho musical, y con el fin principal de realizar música grupal, en concreto una Banda de Música.
  3. Fomentar la participación activa del alumno, a nivel individual y grupal, y la interacción Escuela-Ámbito Social en el que se encuadra.
  4. Adecuar la programación de la enseñanza a la madurez, dedicación y ritmo de aprendizaje del alumno.
  5. Potenciar el gusto por la audición de todo tipo de estilos musicales y desarrollar el espíritu crítico, tanto a nivel del alumnado como de la población.
  6. Fomentar la actualización de las técnicas docentes mediante una formación permanente del profesorado.
  7. Orientar y proporcionar una formación más profunda a aquellos alumnos que, por su capacidad e interés, tengan condiciones y voluntad de acceder a estudios superiores no impartidos en esta Escuela de Música.
  8. Fomentar la conservación de las tradiciones musicales del entorno, sobre todo aquellas formaciones que nos marcan como seña de identidad y nos hacen originales, teniendo en cuenta que Beniaján tiene una historia de más de cien años de Banda de Música.

 

ACTIVIDADES DE NUESTRA ESCUELA

Independientemente de la actividad docente llevada a cabo en las aulas de acuerdo con la distribución por cursos de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación de cada grado establecida en los programas de cada asignatura, la Escuela de Música contribuirá a  desarrollar estos, mediante un programa de actividades consecuente con el contexto cultural y las características de nuestros alumnos.

El programa de actividades se configurará con las que se mencionan a continuación y otras que puedan proponerse a través de las distintas especialidades.

ACTIVIDADES PROPIAS

  • Semana de Santa Cecilia
    • Audiciones de alumnos
    • Concierto de profesores
    • Cine Musical
    • Concierto de Banda Escuela
    • Concierto Banda Titular
  • Coro infantil y de adultos
  • Audiciones de Final de curso
  • Grupos de Cámara
  • Ensemble de Clarinetes
  • Orquesta de Flautas
  • Audición para alumnos que se presentan a pruebas al Conservatorio

ACTIVIDADES NUEVAS

Algunas de las que se proponen para este año son (a decidir en el Claustro de profesores):

  • MasterClass con especialistas en la materia
  • Talleres de Animación a la Música
  • Audiciones para el segundo trimestre
  • Actividades de conjunto, etc.